Un par de Canciones


Si bastasen un par de canciones
para que desde el cielo nos llovieran antiguos amores
que una noche se fueron, hasta el desierto se puede llenar
con el agua del mar si bastasen dos simples canciones
para unirnos a todos yo podría cantarlas tan fuerte
que me oyeran los sordos.

Hasta los muros que nunca pensamos
se pueden abrir para echar una mano
se podrían hallar mil razones para ser más humanos
para dejar de acudir al remedio de la caridad
dedicadas para los que están abandonados
dedicadas para los que están con un futuro indiferente.

Dedicadas para los que están desesperados
dedicadas para los que están sumidos en un sueño muy profundo
más fuera que dentro de este mundo
para hacer bien las cosas
si trajeran las mil ilusiones de los sueños en rosa
y un corazón.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook