Un bello Cristal


Bajo una copa de agua
Cuales particulas de nada
Inotables inperceptibles
Soñaba entonces con lo inmune de la existencia.

Somos solo dos hojas del sause,
Que se dejan llevar por el viento
Donde sea que este nos deje,
Es de atisvar que dos hojas al viento no caen en el mismo sitio
Pero el vendaval seguirá siendo el mismo
Así hallo alborozo sosiego al tener en mente
Que parte del trayecto estabas al lado mío.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook