Tus labios Sonreian


Me dijiste que te ibas y tus labios sonreían,
mas tus ojos eran trozos del dolor
no quise hablar, sólo al final te dije sólo adiós.

Yo no sé si fue el orgullo o a qué cosa lo atribuyo,
te dejé partir sintiendo tanto amor
tal vez hacía falta sólo un “Por favor, detente amor”
no sé vivir si no es contigo,
no tengo valor
no sé ni quién soy.

Desde el día en que te fuiste,
tengo el alma más que triste
y mañana, sé muy bien, va a ser peor
Cómo olvidar ese mirar desolador  era amor.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook