Tropezar con la misma piedra


Tropezar no es malo, encariñarse con la misma piedra sí. Tropezar es golpear involuntariamente con el pie contra un obstáculo o contra el suelo al ir caminando o corriendo, de modo que se pierda el equilibrio.

tropezar