Sientelo mi amor


Ahora mismo tenía en la cabeza un montón de palabras lindas para decirte, tenía muchas ideas que contarte, muchas cosas y al final, la nostalgia de pensar que sigues aferrado a esa idea líquida de tus dudas, cualquier retoño de felicidad que pueda surgir en mi mente, muere lentamente.

Añoro mucho que riegues mi felicidad como solías hacer, para así sentirme amada otra vez, sueño con tenerte de regreso en mis brazos como aquella vez en la que fui la mujer más feliz sobre la faz de la tierra en aquella ocasión, el mundo me parecía chiquito comparado contigo, porque tú eras mi mundo.

Me pongo a leer esto que escribo y me doy cuenta que estoy hablando en pasado, y me retuerce la idea de verme redactando palabras en ese tiempo, no quiero que queden así, ansío que retornen al presente mis pensamientos, que conviertan en felicidad, yo no deseo a nadie que pueda estar cerca de mí, deseo el hombre, al único hombre que me ha hecho realmente feliz.

Quizás creas que esto sea lo mejor para mí, pero no es lo que yo deseo; yo te quiero a ti, por eso es que desde que te conocí lucho por ti, ahora tú no te rindas, estamos más cerca de poder poner fin a la infernal distancia que ha hecho tan difícil nuestro amor, así que regresa junto a mi, dame las fuerzas que necesito para seguir luchando.

No quiero morir en vida enamorada de un recuerdo, recuerdo que guardo como el más lindo de todos cuantos he vivido. Tengo buena memoria y no quiero olvidar que gracias a ti conocí el amor, el verdadero amor, y no quiero renunciar a él, ni quiero que tú tampoco renuncies, no cuando estamos tan enamorados los dos

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook