Si tuviera


Si tuviera que regalarte algo,
te regalaría un espejo,
porque en este mundo después de ti,
lo más bonito es tu reflejo.