Recuerdas


Seguramente te parecerá extraño tener esta carta entre tus manos,no puedo explicarme cómo en estas fechas y en muchas especiales para mí, me resulta tan difícil olvidarte.

Créeme que no es mi intención molestarte, e intentado estar lo más alejada de ti por el bien de los dos, me he mantenido al margen de nuestras vidas, pero no me puedo engañar, no sabes cuanto me gustaría saber cómo estás, que ha sido de ti, cómo te ha tratado la vida.

¿Recuerdas que preciosa fue nuestra historia? “Al más pintoresco estilo de película” decías, ¿verdad?
No puedo explicar aún como fue que te alejaste de mí, en qué momento sucedió, qué fue lo que pasó, y ¿por qué lo permití?

Por momentos llegué a pensar y a sentirme total y plenamente querida. Fueron pocos los momentos que pasamos juntos pero suficientes como para convertirte en el príncipe azul que tanto había esperado. ¿Qué ocurrió después?, no lo sé, desapareciste tan misteriosamente que aún no puedo explicar el porqué. Muchas veces me invade profundamente la tristeza, me siento culpable, pienso que te decepcioné, tal vez no era lo que esperabas, pienso tantas cosas… tal vez absurdas o cercanas a la realidad.

Los verdaderos sentimientos te los llevaste contigo muy dentro de tu corazón, pero ¿sabes? A pesar de todo no te guardo rencor, al contrario, te agradezco por cada segundo que me hiciste vibrar con tu sola presencia, te admiro y te admiraré siempre, sabes que pase lo que pase, aunque la distancia y el destino nos lleven ventaja, mi amor será siempre el mismo, nadie podrá ocupar aquel lugar tan marcado que dejaste en mí.

Gracias por cada palabra, cada huella que dejaste impregnada, cada beso, cada caricia que hicieron de mí la mujer más dichosa del mundo,en verdad, no sé cómo expresarme, cómo hacerte entender lo que siento por ti, me hubiese gustado entregarte todo el amor del mundo, superar todos los obstáculos que se nos presentaban para al fin realizar nuestros sueños.

No se pudo, ¿qué importa ya? Sólo espero que donde quiera que estés, la vida te trate de excelente manera, espero algún día volverte a encontrar, verte exitoso y feliz, tener todo lo que algún día imaginaste,te quiero mi amor, se feliz y guárdame en el más recóndito lugar de tu corazón, como un bonito recuerdo, una amiga especial, o como tú quieras, pero por favor no me olvides, nunca me dejes morir.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook