Nuestro Destino


Nos vimos tres o cuatro veces
por toda la ciudad
una noche en el bar del Oro
me decidí a atacar.

Tú me dijiste diecinueve
no quise desconfiar
pero es que ni mucho ni poco
no vi de dónde agarrar.

Y nos metimos en el coche
mi amigo, tu amiga tú y yo
te dije nena dame un beso
tú contestaste que no.
empezamos mal y yo que creía
que esto era un buen plan.

Aquella noche fue un desastre
no me comí un colín
éstas son sólo un par de estrechas
nos fuimos a dormir
pero la fuerza del destino
nos hizo repetir
dos cines y un par de conciertos
y empezamos a salir.

No sé si esa cara tan rara
un ojo aquí y un diente allá
o el cuerpecillo de gitana
mujer a medio terminar.
tu corazón fue lo que me
acabó de enamorar.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook