No puedo


Me he olvidado casi
de tu aroma
a hierva fresca y sudor molido
a besos furtivos en la tarde
enredados…

Tu cuerpo con el mío, casi no me acuerdo del temblor
de mis versos susurrándote al oído tu risa entremezclada con la mía…
mi curiosidad de niño, te busqué cada tarde y no venias,
tantas veces te esperé en mi desconsuelo me dijeron que te fuiste para siempre,
te llevaste un trocito de mi cielo.

Y aunque a veces llorándote a escondidas me maldije por mi suerte y por mi miedo
te aseguro, que aunque me olvidara de tu nombre de ti olvidarme no puedo.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook