No hay Gente


No hay gente,
ni manos,
ni caminos,
ni otros ojos cuando tú me miras.