Mi sueño


Mi sueño fue tan bello, especialmente porque pude abrazarte, llorar juntos y hablar de las cosas que todo este tiempo guardé en mi corazón, en nuestra burbuja no había nada que nos separara, éramos uno sólo, pasábamos el tiempo abrazados, hablando como si jamás hubiésemos estado separados, era un sueño extraño, pero hermoso, pues estábamos tú yo solos, viviendo nuestro amor.

Miraba tus ojos tan cerca de los míos, te amaba, te hablaba, sonreías y sólo había felicidad. ¡Qué momentos más hermosos eran esos los de aquel sueño!

En la mañana despertaba y no quería no, no quería que te fueses de mi lado, miré mi ventana y rápidamente te escribí estas líneas para contarte que esa noche mágica estuviste conmigo, te pude sentir bien cerca, tanto que hasta podía sentir tu respiración, será cariño mío que tú también soñabas conmigo.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook