Me puse a pensar en Ti


Me puse a pensar en ti, tu mirada en mi recuerdo comenzó pronto a sangrar, como una herida cerrada a la que vuelven a apuñalar. Una y mil veces dije que te tenía que olvidar, y un millón más me maldije por volverte a recordar y ya cuando salía el sol y entraba por mi ventana, el sueño al fin me vencía, mientras mis ojos lloraban lágrimas ensangrentadas.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook