Los sueños


Qué Dios nos de la sabiduría
para descubrir lo correcto,
la voluntad para elegirlo y
la fuerza para hacer que perdure
los sueños nunca desaparecen siempre
que las personas no los abandonan.