Lejos


Lejos, estás lejos
aunque te siento, incluso te beso
a pesar de que puedo mirarte,
sigues lejos, cada instante más lejos
es extraña mi añoranza de ti,
porque estás aquí.

Pero no estás aquí: estás lejos de mi
Qué te puedo decir que no sepas
Podría enumerar tus virtudes,
y no acabaría a tiempo,
podría relatar mis añoranzas,
pero no te añoro si existes,
podría incluso morir de amor,
pero muerto aún seguiría amándote.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook