La tristeza de mis ojos


Tú eres la tristeza de mis ojos,
que lloran en silencio por tu amor
me miro en el espejo y veo en mi rostro
el tiempo que he sufrido por tu adios
obligo a que te olvide el pensamiento,
pues siempre estoy pensando en el ayer
prefiero estar dormida que despierta
de tanto que me duele que no estés.

Cómo quisiera, hay que tú vivieras,
que tus ojitos jamás se hubieran cerrado nunca,
y estar mirándolos
amor eterno, e inolvidable
tarde o temprano estaré contigo
para seguir amándonos.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook