La gloria


La gloria del mundo es transitoria, y no es ella la que nos da la dimensión de nuestra vida, sino la elección que hacemos de seguir nuestra Leyenda Personal, tener fe en nuestras utopías y luchar por nuestros sueños.
La calma absoluta no es la ley del océano. Lo mismo ocurre en el océano de la vida.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook