La espera…


Cuerpo perfecto, maduro y esbelto, fuerte y delicado
Para mantenerme a su lado, con un lugar oculto,
Donde me cargará con gusto durante nueve lunas
Hasta mecerme en mi cuna…

Crecer abrazado a su tibio cuerpo moviendo mis brazos
Moviendo mis dedos, escuchando su canto a través del tiempo
Diciendo mi nombre, diciendo te quiero!
Doloroso alumbramiento, sin palabras de reclamo,
me mira con sus ojos verdes azulados,
Derramando una lágrima diciéndome, te amo!
Te esperé con ansias, mi bebé adorado!!

Me miré en tus ojos más de mil veces,
al darme de tu pecho la blanca leche,
para crecer sano, para crecer fuerte…
Y hoy me doy cuenta, y
te digo te amo, por darme tu vida
por permanecer a mi lado,
por darme el empuje para seguir avanzando…

Siendo ya un hombre,
Hoy observo tu cuerpo
Ya ésta deformado, al paso del tiempo,
Por dármelo todo escuchando en silencio,
Por darme tu vida, tu espacio y tu aliento…
Gracias madre, por convertirme en hombre,
Por darme mis alas, para cruzar horizontes,
Por querer a mis hijos como los tuyos propios,
La familia crece… y tu… tu estás con nosotros!!!

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook