Hermosa Mujer


Tu te sentistes la Reyna, mas que una princesa,
alguien tan importante, que no te hablaba cualquiera,
tu orgullo, tu vanidad, segaba tu belleza,
no te dabas cuenta y tu tiempo pasaba.

Y aquella mujer humilde y sencilla, se cambiaba…
por una mujer de material a la que no le importaba nada…
el tiempo es fiel amigo de aquel que aprende de el,
gran consejero y reflejo del alma también…
aquella mujer tan linda y con su ego tan deslumbrante,
con tantas amistades y hombres elegante,
hoy se encuentra sola, sin amigos y sin amante.
su rostro ha cambiado y el tiempo fue el causante.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook