Final del Camino


El amor debe ser como el café, a veces fuerte, a veces dulce, a veces solo y otras acompañado, pero nunca debe estar frio. El café es la semilla del cafeto, de forma ovalada, redondeada por una cara y con un surco longitudinal en la otra, que mide alrededor de un centímetro de largo y es de color amarillo verdoso; tras numerosas transformaciones se comercializan tostadas o tostadas y molidas.

finaldelcamino

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook