El tiempo como Testigo


El tiempo como TestigoUna carta de amor para ti, mi vida,el tiempo ha sido mudo testigo de nuestro amor, este amor que comenzó como una pequeña chispa de ilusión y que poco a poco fué creciendo como un volcán en erupción.

Qué difícil resulta tratar de expresar en unas cuantas lineas lo que hemos vivido, sufrido y disfrutado. Qué ilusa sería si tratara de resumir en una carta tanto amor a tu lado, cuantos momentos junto a ti, momentos que han ido escribiendo nuestra historia.

El amor no se resume, se goza, se vive, a veces se sufre y otras se disfruta, pero hay que vivir todos los momentos, todos los instantes que la vida nos da junto al ser amado,por eso sólo puedo decirte “gracias amor“, por tantos años de felicidad, por tantos momentos también de dolor y sufrimiento porque ellos nos ayudaron para hacer fuerte nuestro amor y que pudiera soportar las embestidas que la vida a veces da.

Nadie ha dicho que el amar es fácil, cada día se deben de superar pruebas, obstáculos que se encuentran a lo largo del camino, pero que si vamos juntos serán más fáciles de superar,sigamos amor mío juntos este camino,que aún nos falta mucho por andar y sigamos creciendo y superando juntos las pruebas que aún nos quedan por delante.

Nos amamos y eso es lo que nos hará fuertes y nos mantendrá unidos,un día decidimos unir nuestras vidas y hasta hoy gracias a Dios así ha sido, tomados de la mano yo iré a donde tú vayas y tú irás siempre al lado mío.

Te amo y me amas,
¿Qué más se le puede pedir a la vida?

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook