Dios nunca abandona


Dios nunca nos abandona, solo nos pone a prueba para conocer qué tan grande es nuestra fe. Abandonar es dejar sola o sin atención ni cuidado a una persona, animal o cosa.

abandonar

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook