Cuando escucho tu Voz


Cuando en el campo se oye tu voz los
pájaros te acompaña con sus trinos y sus
cantos.

Las plantas que allí han nacido emergen su
tallo y abren su flor, orgullosa y alegre
porque tu siempre das pasión
el sol brilla más y el agua del arroyo
se detiene para oír tu voz más fresca
que la cascada que por él pasó.

Me encanta oírte hablar pues tu voz
es un susurro que dulcifica los sentidos
es tan dulce como la miel
suave como el terciopelo.

Oyéndote cualquier hombre parece
transportado por el cielo, o el fondo del mar
en los brazos de Ángeles o sirenas
que con dulces melodías té dormirán.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook