Construir un amor


No hay que ser ingeniero para construir un amor, ni abogado para defenderlo o doctor para salvarlo. Se requiere ser sincero para conservarlo. Sincero o sincera es una persona que habla y obra según lo que piensa realmente, sin mentir ni fingir.

seringiniero

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook