Comer a besos


Si las nobles acciones de los hombres valen más que sus torpes palabras, hay que comérnoslos a besos. Un beso es el gesto hecho con los labios, parecido a este contacto o presión, pero sin llegar a tocar nada; a veces se acompaña de un gesto con la mano, que se besa en la punta de los dedos y se separa de la boca en la dirección adecuada.

comerbesos

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook