Cada gota de amor


Y al cubrirte con mi cuerpo adormecido,
beso tus ojos dulces despertando,
para guardar tu imagen en las almohadas tibias
que acompañaron el abrazo enamorado.

Una paz recorre mis adentros,
cual ramas tiernas embriagadas de rocío
están mis ansias ya calmadas por tus besos.

Te respondo con el alma delirante,
entre veredas sacudidas por tus versos,
para rozar tu aliento en este tiempo.

Son las pieles de dos seres que le escriben
a esos gestos, abrazos y caricias,
donde el corazón es una esponja bendecida
que absorbe cada gota del amor en su cornisa.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook