Al amanecer


Cada día al amanecer pienso en mi vida, en que será de ella en unos años, siempre me veo igual, sola, y en la misma rutina. Al atardecer me dirijo a lo mas lejano, necesito pensar, analizar sentada junto al mar, cierro los ojos y solo escucho el sonido del mar, las olas van y vienen y cada una de ellas un mensaje traen, pero nunca son claros, mensajes sin terminar, a medias, que nada claro me dan.

Compartelo!Share on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook